construir software de calidad

Cómo construir software de calidad

Construir un software de calidad para los usuarios es una ventaja fundamental en un mercado competitivo. Pero, aunque se piense lo contrario, uno de los motivos principales que están detrás de un mal software no residen en el nivel de ingeniería, sino de la manera en la que se trabaja, integrando diversos factores, y de la capacidad de contar con un buen trabajo en equipo bajo un objetivo común.

Las características que principalmente definen un software de calidad son la robustez, su fácil mantenimiento, que contenga los errores mínimos y que proporcione una buena experiencia de usuario.

En pocas palabras y sintetizando mucho, podríamos decir que la evolución habitual de un proyecto suele ser la siguiente:

  1. El cliente idea una solución y la traslada.
  2. Se lista una serie de requerimientos realizada por un grupo de personas.
  3. Posteriormente, se entrega al equipo de desarrollo quienes comenzarán a trabajar sobre ella.
  4. Cuando todos los puntos de la lista han sido realizados, el proyecto se lanza a producción y se declara como finalizado.

Y, teniendo claro el proceso ¿cómo construimos software de calidad de manera rápida y optimizando costos?

A continuación, revisamos algunas estrategias que te ayudarán como desarrollador/a a optimizar tus proyectos y enfocarte en lo que es importante.

Claves para construir un software de calidad

Planificación y gestión de requisitos

Establecer un plan claro y conciso de lo que se va a entregar en un proyecto es fundamental para asegurar la calidad desde el principio. Esto permitirá garantizar la alineación de los presupuestos, los recursos y el tiempo necesarios para comprometer la calidad del software entregado al final del proyecto.

Es importante analizar los requisitos del producto y redactar un documento de alcance acordado por todos los integrantes del proyecto como el cliente, el product owner, el jefe de proyecto y los programadores. El análisis de estos requisitos y la redacción del documento de alcance nos evitará más de un dolor de cabeza durante y en la finalización del proyecto.

Nos encontramos aquí frente al primer paso de cualquier desarrollo, una etapa en que se tiene que definir claramente qué es lo que realmente queremos tener y por qué. Es el momento de definir los requisitos de la mejor manera posible y sin definiciones abiertas, que den lugar a dudas. Aquí no tendrían cabida las ideas generales que pretendan ir tomando forma durante el proceso, ya que pueden llevarnos a equívocos, fallos de código o problemas funcionales.

Definir una arquitectura adecuada para la solución

Una buena planificación y delineación de los requisitos de un proyecto por las partes interesadas hacen que la arquitectura de software sea más efectiva. Realizar una planificación correcta y con antelación harán que el proyecto se desarrolle de manera más fluida. Si buscas crear un software confiable y de alta calidad es imprescindible tener un marco de diseño y arquitectura sólido que permita soportar posibles cambios en el futuro.

Trabajar en pares o en grupo

Pair programming o programación en pares puede mejorar la productividad general y la calidad del software a través del proceso de colaboración, principalmente, para problemas complejos. Esta forma de programación ayuda a los desarrolladores a crear mejor calidad de código y al detectar errores a medida que escriben, ayudándoles a hacer revisiones continuas.

Esta forma de trabajo facilita a los desarrolladores/as aprender cosas específicas de las aplicaciones y sobre el desarrollo de software, así como las mejores prácticas.

 

Reducir la complejidad del código

Lo ideal para cualquier desarrollador es trabajar con un código fácil de leer y comprender. Llegar a la simplicidad del mismo no es tan sencillo ya que a medida que el equipo va avanzando en el desarrollo del proyecto, la complejidad va creciendo sin darse cuenta al irse familiarizarse con él en el trabajo diario.

En ocasiones, cuando un desarrollador revisa el código en las últimas etapas del proyecto puede encontrarse con muchas líneas de éste que son innecesarias, siendo tal la complejidad en este punto que tiene difícil solución.

La simplicidad del código podríamos decir de manera breve, que se refleja en lo fácil que es de leer, comprender y realizar un seguimiento.

Algunas recomendaciones para reducir la complejidad del código sería poner el foco en el tamaño de sus funciones y procedimientos, limitar al mínimo sus funciones y métodos y si su tamaño es muy grande dividirlo en fragmentos más pequeños.

Automatización de pruebas de software

Realizar muchas pruebas tempranas durante el proceso de desarrollo del software y sobre todo al final de este, es fundamental para asegurar la calidad del mismo.

Cuando se realizan nuevos cambios es habitual realizar pruebas manuales, aunque estas pueden provocar errores que afectan a más partes del código. Aunque las pruebas manuales son necesarias, es fundamental tener pruebas automatizadas que garanticen el buen funcionamiento del nuevo desarrollo como de los anteriores.

Utilizar el software y evaluarlo como usuario final

El usuario final juega un papel relevante en el desarrollo de software. Poner al usuario primero es crear una cultura de la calidad. En el uso del software se detectan errores que pueden ser funcionales y es necesario reparar, de interfaz o de experiencia de usuario.

Trabajar bajo la perspectiva o el punto de vista del usuario final es muy importante para la experiencia de uso de las personas para las que se está diseñando el software Este tipo de desarrollo centrado en el comportamiento del usuario final se convierte así en una manera de mejorar la legibilidad y las pruebas de código.

Conclusión

Esperamos que este repaso con algunos de los consejos más efectivos para construir software de calidad para los usuarios finales os sea útil. Construir un producto rentable que guste a los usuarios es una tarea complicada dentro de un proceso en el que a la larga acabarán interviniendo más factores. Saber lo que se quiere, reunir un buen equipo y adoptar las herramientas y metodologías adecuadas para llevar a cabo el desarrollo, son otras claves que determinarán en el éxito y creación de un buen producto.

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Entradas relacionadas